Un gran número de grandes ciudades del mundo están situadas en deltas, ubicaciones estratégicas con un acceso tradicional al mar y al interior. Cada día, 160.000 personas del mundo se van a vivir a la gran ciudad. Se estima que dentro de 15 años más del 60% de la población mundial estará viviendo en áreas metropolitanas.

Con un número tan elevado de personas viviendo y trabajando tan cerca a nivel geográfico, cada vez se producirán más alimentos, y ello se deberá no solo a la necesidad de alimentar tantas "bocas" y a la disponibilidad de trabajadores, sino también a la capacidad para reciclar el agua y crear nuevos flujos de energía. Los flujos eficientes de agua y energía, la producción sustentable de alimentos, los barrios limpios y ecológicos y las cadenas de suministro descentralizadas y de proximidad transformarán estas ciudades en impulsores de la sostenibilidad y la innovación radical: Deltas urbanos sustentables.

En sustainableurbandelta.com, Meiny Prins, Directora General de Priva, explica qué significa el concepto "delta sustentable" y de qué forma esto representa una ambición compartida para los Países Bajos.